Brinda EU soporte al precio de maíz

 Brinda EU soporte al precio de maíz

Este jueves el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) presentó su segundo reporte mensual “Estimación de oferta y demanda mundial de productos agrícolas”, donde destacó que iniciaran la temporada 2021-2022 con menores inventarios de maíz de lo que esperaban, lo que brinda soporte a los precios altos del grano.

El aumento en la demanda de maíz de Estados Unidos destinado a la producción de etanol y la comercialización al extranjero, redujeron en 3.81 millones de toneladas sus expectativas de inventarios iniciales para la temporada 2021-2022 de 31.93 a 28.12 millones de toneladas.

Las compras de grano para para la fabricación de combustibles en 2020-2021 se elevaron en 1.90 millones de toneladas más de lo previsto, considerando los datos semanales sobre la producción de etanol de Estados Unidos y de insumos netos de los refinadores y mezcladores durante el mes de mayo, donde se observa que el consumo casi ha regresado a los niveles vistos antes del COVID-19.

Asimismo, pese a los altos precios del mercado, los datos de inspecciones de exportación del mes de mayo indican que el grano estadounidense continua teniendo una alta demanda, razón por la cual las ventas al exterior avanzaron 1.9 millones de toneladas más en relación a lo calculado.

Entonces al empezar la temporada 2021-2022 con menores inventarios iniciales y sin haber cambios en su demanda, se pronostica que los inventarios finales de Estados Unidos disminuirán también en 3.81 millones de toneladas, para concluir en 34.47 millones de toneladas, es decir un 9.2% de su demanda u 11% de su consumo nacional.

Esta noticia fue bien recibida en el mercado, ya que el precio del maíz a julio de 2021 tuvo un alza de 1.9% en relación al cierre previo, al pasar de 271.88 dólares por tonelada (sin considerar la base de 38 dólares por tonelada) a 275.18 dólares por tonelada, lo que beneficia a los productores sinaloenses que se encuentran en temporada de trilla.

A nivel mundial el reporte enfatizó que Brasil, su principal competidor en el mercado internacional, tendrá una producción menor a la estimada en la actual temporada 2020-2021, ya que en su cosecha más importante (la zafriña), se espera que sus rendimientos disminuyan porque en mayo los niveles de lluvia en el centro-oeste y sur del país estuvieron por debajo del promedio, dicha caída será levemente atenuada por la ampliación en la superficie sembrada en la segunda y tercera cosecha.

Asimismo, se proyecta que Sudáfrica terminara la presente temporada con inventarios finales más altos de lo proyectado al igual que en Pakistán, lo que compensara parcialmente las disminuciones que verá Canadá.

Si bien la mayoría del maíz en Estados Unidos ya fue sembrado, habrá que darle seguimiento a las condiciones climáticas y a sus efectos en la calidad del maíz, asimismo a finales de junio el USDA presentará un reporte de la superficie sembrada, lo que puede afectar la oferta futura del grano y por ende su precio.

A la fecha, los productores sinaloenses ya pudieran ir apartando buenos precios de maíz para la próxima temporada a través de las coberturas, con las cuales pudieran asegurar alrededor de los 245.89 dólares por tonelada (sin considerar base), sin embargo debido a la volatilidad de los mercados, y el tiempo restante para la liquidación, el costos de las coberturas son altas. Además, muchas de sus decisiones se encuentran limitadas a la disponibilidad de agua para el próximo ciclo.

Redacción: Miguel Ángel Delgado, Analista Económico de la AARC.

Fuente: https://www.usda.gov/oce/commodity/wasde

 

 

Samantha Campos