Quema de soca desfavorable decisión, la AARC invita al buen manejo de residuos

 Quema de soca desfavorable decisión, la AARC invita al buen manejo de residuos

Además de ser contaminante y riesgosa para la salud, por la liberación de dióxido de carbono y causante de posibles accidentes en las carreteras y poblados cercanos al campo. La quema de soca es una de las peores decisiones agronómicas sobre el manejo de residuos, ya que daña severamente las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo.

Todavía en la región, se han detectado casos de estas malas prácticas. Es por ello, que la Asociación de Agricultores del Río Culiacán (AARC), emite sus recomendaciones de manejo de rastrojos y una invitación a los productores a tomar conciencia de las bondades de la soca, sobre todo del cultivo de maíz.

Beneficios de un buen manejo de soca

  • Protege al suelo de la erosión y mantiene la humedad del suelo

Una vez trillado, el rastrojo puede ser un buen colchón que puede cubrir al suelo gran parte del verano. Ismael Lugo Gaxiola, supervisor de Proyectos Estratégicos de la AARC, indicó que lo mejor es triturar o desmenuzar para disminuir el tamaño de la soca y lograr una cobertura más homogénea. Esta es una capa protectora para el calor, la luz, la lluvia, viento, lo que evita la erosión.

  • Mantiene la humedad del suelo

Esta es una de las bondades más importantes en tiempos de sequía, debido a que los rastrojos conservan la humedad que traen las lluvias, para dar un riego mucho más ligero en pre-siembra, o incluso llevarse esa humedad hasta la siembra, generando un ahorro de agua.

  • Regresa nutrientes al suelo y aumenta los microorganismos benéficos

El dejar la materia orgánica adecuadamente, propicia la retención de nutrientes en los suelos e incrementa su microbiota. ¨La materia orgánica es como un hotel, mientras más materia orgánica, se pueden hospedar una mayor cantidad de microorganismos benéficos que posteriormente se incorporen al suelo mejorando la calidad de tu cultivo¨ comentó Lugo.

Barreras para llevar un buen manejo de soca en la región

Un gran problema son los ¨rastrojeros¨ quienes queman los predios, para recoger con mayor facilidad los maíces que quedan después de las trillas. Dado el caso, es difícil identificar a los culpables y que las autoridades tengan pruebas para aplicar las sanciones pertinentes. Otros elementos son el ganado vago y el empacado de paca de maíz, para este uso ganadero, se recomienda no empacar más del 50 por ciento de rastrojos, con la intención de dejar alimento para el suelo.

Por otro lado, existe una creencia arraigada a la estética del campo, donde a algunos productores les gusta ver su campo despejado o limpio, sin residuos, con la idea también de que con esto controlan mejor las malezas. Sin embargo, Lugo mencionó que el rastrojo en el suelo colabora a controlar las malezas, por la razón de que mantiene más fresco el suelo y no germinan tanto las semillas de maleza.

¨Nosotros hemos hecho ensayos en verano donde dejamos el rastrojo en el suelo, llovía y donde estaba el suelo desnudo, germinaron miles de plantas y donde estuvo el suelo cubierto no hubo esa germinación tan alta¨ dijo Lugo.

Invitando a la reflexión y al buen manejo de residuos de las cosechas, la AARC plantea que se consideren las oportunidades mencionadas, para aprovechar sus grandes bondades en los suelos. Así como, fomentar la participación ciudadana, denunciando la quema de soca con la finalidad de insistir a las autoridades que apliquen las sanciones dispuestas.

Recordemos que en el 2020, en la Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable del Estado de Sinaloa, se dictaminó un capítulo de Sanciones Penales por Delitos Contra el Medio Ambiente y Delitos ambientales, que impone a quien dolosamente realice quema de soca y esquilmos agrícolas, una pena de uno a siete años de prisión y una multa de 500 a 3,000 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización.

Redacción: Nio Sainz, Analista Económico de la AARC.

Samantha Campos