El alto precio de los fertilizantes esta incidiendo en las decisiones de siembra en Estados Unidos

 El alto precio de los fertilizantes esta incidiendo en las decisiones de siembra en Estados Unidos

Este jueves Departamento Agricultura de Estados Unidos (USDA) presentó el reporte: “Estimación de oferta y demanda mundial de productos agrícolas” (wasde). En el reporte resalta que no hay mayores cambios para los números reportados en el mes de noviembre, especialmente para el cultivo del maíz, a diferencia de la expectativa que consideraba alguna mejora en consumo o en exportaciones, lo que puede considerarse algo negativo, de cara al fin del año.

Para el maíz la perspectiva de uso y suministro de maíz de EE. UU no ha cambiado desde el mes pasado. Donde la producción de maíz esperada será de 382.6 millones de toneladas, con un rendimiento 11.24 toneladas por hectárea. Las existencias finales de maíz estimadas representarían una relación consumo-uso del 10.07%, lo que se consideran bajas históricamente, de ahí el precio que se ha observado en la bolsa de Chicago.

Con estos datos, los precios esperados no deberían de tener cambios fuertes al alza, mismo que se vio reflejo en los precios al final de la semana, que si bien terminaron subiendo con respecto a la semana anterior (270 dólares considerando una base de 38), el movimiento fue muy poco después de la publicación de este reporte o incluso bajo ligeramente el viernes con respecto del jueves.

Estas expectativas de precios también fueron afectadas por los nuevos estimados en los mercados mundiales donde se pronostica que la producción mundial de maíz será de 1,208 millones de toneladas, 2.7 millones de toneladas más que las reportadas el mes pasado, donde la Unión Europea (UE) y Urania serán los mayores contribuyentes al incremento. En particular la producción de maíz se eleva reflejando aumentos para Francia, Rumanía y Polonia. La producción de maíz de Ucrania es mayor según los resultados de la cosecha hasta la fecha. La producción de maíz de China se reduce reflejando la última información publicada por la Oficina Nacional de Estadísticas que indicó un área mayor pero con una reducción en el rendimiento.

Por lo que las perspectivas mundiales son de mayor producción, aumento del comercio y existencias finales mayores en relación con el mes pasado. Los aumentos para la Unión Europea y Ucrania compensan con creces una reducción para China.

Las existencias mundiales esperadas al final de la temporada se espera que incrementen con respecto a lo reportado el mes, lo que refleja aumentos en Ucrania, la Unión Europea, México e Irán que compensan en parte la reducción para China. Las existencias finales mundiales de maíz, de 305.5 millones de toneladas, han aumentado poco más de un 1 millón de toneladas con respecto al mes pasado.

Para el caso de México estiman inventarios iniciales ligeramente mayores a los reportados el mes pasado con 3.08 millones de toneladas, una producción de 28 millones de toneladas entre Otoño-invierno y Primavera-verano, así como inventarios finales ligeramente mayores al pasar de 3.28 millones de toneladas, que son un poco mayores que las del ciclo anterior (y a las proyecciones del mes pasado), pero menores que las observadas en los años previos, por lo que también tendremos presiones sobre nuestras existencias.

Vemos que a pesar de los ajustes proyectados, se siguen observando que hay una oferta limitada de grano y las expectativas de menores existencias de fertilizantes a un mayor precio, puede influir en la preferencia de sembrar maíz en beneficio de la superficie de soya, en la próxima temporada de Estados Unidos (como se explica en la nota contigua), lo que seguirá impulsando los precios del maíz. También se debe poner especial atención al desarrollo del clima en Brasil, debido a la falta de lluvias en las regiones productoras del sur y el desarrollo de la “Niña” que genera menores lluvias en esa región.

Redacción: Omar Ahumada

Fuente: https://www.usda.gov/oce/commodity/wasde

 

 

 

 

Samantha Campos