Enrique Rodarte, presidente de la AARC, invita a fomentar la cultura del uso eficiente del agua en todos los niveles

 Enrique Rodarte, presidente de la AARC, invita a fomentar la cultura del uso eficiente del agua en todos los niveles

En su intervención en la inauguración del Precongreso Latinoamericano de Hidráulica Sinaloa: ¨Hacia una Gobernanza Electrónica y Sostenible del Agua”, el pasado 21 de octubre, organizado por la Asociación Mexicana de Hidráulica (AMH) sección Sinaloa y la Facultad de Ingeniería Culiacán (FIC) de la UAS. Enrique Rodarte, presidente de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán (AARC), agradeció la invitación y comunicó posteriormente, la importancia y necesidad de hacer un uso más eficiente del agua en todos los niveles.

El cuidado del agua nos involucra a todos, en todos los niveles. Por ejemplo, el municipio se tiene que encargar de proveer agua de calidad, a toda la ciudadanía, así como, recolectarla y retornarla de forma eficiente. Y, en el caso de los gobiernos estatales y federales, su tarea es asegurar el abastecimiento, mediante infraestructura y tecnología hidráulica suficiente, a la par de aprovechar oportunidades como la generación de energía hidroeléctrica en las presas, ya que se trata de una energía limpia, equiparada a la producida con fuentes solares y eólicas, detalló Rodarte.

El presidente de la AARC, reconoció la participación del gobierno en programas dedicados a la  estimulación de lluvias, a aumentar la eficiencia en el manejo del agua en los hogares, industria, servicios y agricultura. Sin embargo, las acciones que se desarrollan en torno a la mejora de la gestión del mismo recurso en el sector agrícola, impactan a gran escala, debido a que alrededor del 76 por ciento del agua que se emplea en el país, se destina a la agricultura (con datos de CONAGUA 2018).

Si bien, a la agricultura se le aporta la mayor cantidad de recursos hídricos, se entiende, que es un sector que no puede parar, por ser el origen inmediato de todos los alimentos que necesitamos a nivel local, y, de importantes aportaciones al comercio internacional. No es un tema puramente sinaloense, sino que a nivel mundial gran parte del agua es necesaria para la producción de alimentos, comentó Rodarte.

El papel de las y los agricultores entonces es, hacer un uso eficiente del agua

¨Si tú en la agricultura, logras ahorrar más del 20 por ciento del agua, a través de sistemas de riegos tecnificados, estás ahorrando un mundo de agua, una cantidad impresionante¨, dijo Rodarte.

Por eso, se requieren los sistemas de riego tecnificado. Actualmente, los riegos por goteo se administran más en hortalizas, por ser cultivos de mayor valor, y por ser de un ciclo más largo; no obstante, es posible que para el sector granero, el cual utiliza mayormente un riego de rodado, encuentre maneras de adquirir esta tecnología, tomando en cuenta que la barrera de entrada, es una inversión alta y la falta de capacitación, se deben dedicar políticas públicas con incentivos, para fomentar esta transición.

¨Creo yo que el gobierno puede ayudar a facilitar las cosas para que los agricultores vayan poco a poco haciéndose de tecnologías para hacer un uso más eficiente y óptimo del agua¨ agregó Rodarte.

Normalmente, con el uso de un sistema de riego para optimizar el agua, también se optimiza la productividad, y dicho aumento en la producción, debe ser capaz de pagar el costo de estos sistemas. En ocasiones, a los gobiernos les cuesta más no tener agua que apoyar este tipo de políticas, porque no solo se beneficia a la agricultura, sino que se asegura el abastecimiento del agua para la ciudadanía, la industria y los servicios; en  otras palabras, impacta en todas las demás actividades que generan bienestar a una región o un país, concluyó Rodarte.

Si no hay agua, ningún ciclo de vida puede comenzar, si no hay humedad, las semillas no germinan, y en un contexto de sequía cíclica en la región, es pertinente generar acciones extremas para su cuidado. Tal vez, sea muy difícil que los pequeños y medianos productores de granos adquieran un sistema por goteo, que sería lo ideal, pero existen otras herramientas y técnicas más accesibles o intermedias, como el sistema multi-compuertas en rodado, o, la aspersión, que también pueden funcionar.

En el caso de los pequeños productores de granos, una alternativa puede ser la asociación de los productores que tengan tierras colindantes, para adquirir un riego tecnificado, para poder llegar a un punto de equilibrio y que sea viable y rentable.

La problemática más grande, para empezar con esto, es el costo de entrada, reiteró Rodarte. Tienes que tener una serie de equipos: bombas, transformador, inyectores, tubería, cinta, máquina recolectora de cinta, entre otros. Además de que se aumenta el costo de las labores y se requieren operadores con los conocimientos adecuados para su manejo, por lo que es relevante contar con incentivos gubernamentales y financiamientos accesibles, para el arranque de estos proyectos.

Cabe mencionar, sobre el cuidado del agua, que existen acciones factibles para mejorar la manera en que se maneja el actual riego rodado, como son las tiradas cortas y que los usuarios de los módulos de riego puedan organizarse de tal forma, que sean capaces de exigir medidas que aumenten la eficiencia de la gestión del agua, sin ahondar en esta problemática que es bastante compleja, así como de la corrupción que permanece en algunos casos, para que en un futuro la cultura del uso del agua, apueste a su cuidado en todas sus dimensiones.

Hace falta además, realizar foros o congresos que atiendan las problemáticas locales; es decir, un congreso ¨culichi¨ o sinaloense hidráulico, para sensibilizar e involucrar a toda la población, en la discusión para encontrar soluciones sobre las problemáticas del agua y generar resonancia.

Y recordar que al final, el beneficio de un abasto suficiente y de calidad de este recurso, recae en los usuarios, por ello, no basta con esperar que haya buen clima, hay que mitigar el cambio climático, no basta con esperar que llueva, hay que tener la infraestructura que capte y canalice eficientemente el agua, no basta con tener los riegos asegurados para un ciclo, hay que apostar por lograr la disponibilidad para dos cultivos, para la rotación de cultivos, la clave definitivamente, está en la conciencia del uso eficiente del agua y poner siempre en lo más alto de las prioridades sectoriales y en la discusión pública estos temas.

Redacción: Nio Sainz, Analista Económico de la AARC.

Fotografía: Asociación Mexicana de Hidráulica (AMH) sección Sinaloa

 

Samantha Campos