Exponen los retos y oportunidades del campo sinaloense y un análisis de costos de producción de maíz en Conferencias AARC 2021

 Exponen los retos y oportunidades del campo sinaloense y un análisis de costos de producción de maíz en Conferencias AARC 2021

El Departamento de Estudios y Análisis Económico (DEAE) de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán (AARC), ofreció el martes 12 de octubre las conferencias virtuales: ¨Retos y oportunidades del campo sinaloense con el nuevo gobierno¨ y  ¨Presentación de resultados de la Encuesta de Costos de Producción AARC 2020-2021¨, por Nio Masiel Sainz Garduño y Miguel Ángel Delgado Gurrola, ambos analistas económicos del departamento.

En la primera ponencia, Sainz comentó que el DEAE, es un área que se encarga de generar información oportuna y de utilidad para productores, socios y aliados de la AARC. Cuyos temas de interés se encaminan a incidir en el curso de las políticas públicas, para una agricultura en la región más sustentable, productiva y rentable.

Con la entrada de un nuevo gobierno en Sinaloa y una nueva configuración en las cámaras de diputados (locales y federales), los actores del sector agrícola, a la par del inicio de labores del ciclo otoño-invierno 2021-2022, deben de cabildear con el Congreso de la Unión, a través de las asociaciones, por mejores apoyos para la agricultura, y, que es importante insistir al gobierno del estado, que esta actividad es un pilar del bienestar.

Ya que de acuerdo con datos del primer y trimestre del 2021 de CODESIN, el 14.9% de los empleos en nuestra entidad, pertenecen al sector primario; mismo, que representa el 11.5% del PIB estatal y 7.6% del PIB primario nacional. Pese a lo relevante de esta actividad para la entidad, los apoyos a la agricultura comercial en los últimos años han sido escasos. En el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2022, se propone un aumento de 7.7% para SADER, sin embargo, los incrementos están enfocados a programas que atienden a la agricultura de subsistencia y en Producción para el Bienestar, Sanidad e Inocuidad y Precios de Garantía, los incrementos del presupuesto son de 3.8%, lo que no alcanzan a superar la inflación esperada por la SHCP para el 2022 de 5.7%.

Analizando el presupuesto de la SADER, existen dos partidas de presupuesto clave, de donde se pueden cabildear incentivos y/o componentes para la agricultura comercial, estas son: Precios de Garantía y Producción para el Bienestar, debido a que representan más de la mitad de todos los subsidios propuestos para la Secretaría.

En cuanto a la visión del nuevo gobierno estatal, el Dr. Rubén Rocha Moya, ha destacado que los apoyos a la agricultura se orientarán a reactivar la producción, tanto para cultivos de riego como para temporal. A través de créditos oportunos, baratos y suficientes, un sistema de comercialización con el propósito de fijar precios piso o de garantía para productores de granos por parte de Segalmex, el programa de Sembrando Vida y un plan de atracción de inversiones agroindustriales para agregar valor a los productos del campo.

Ahora bien, tenemos que comunicar como gremio, al gobierno entrante la necesidad de transitar a una agricultura más sustentable y sostenible, tomando en cuenta, que se requieren programas que inviertan en el gran potencial científico, tecnológico, productivo y competitivo, que caracteriza a una parte de la agricultura sinaloense. Asimismo, a los productores que entran en una categoría de apoyos sociales, para hacer posible esta transición, sin pegar en el bolsillo de los productores o los consumidores, mediante el fomento de prácticas agrícolas como la agricultura de conservación, rotación de cultivos, cultivos de coberturas, manejo integrado de plagas, productos orgánicos.

Además, es importante atender las problemáticas de los mercados, con la administración de riesgos, como es la compra de coberturas, precio de garantía o situaciones emergentes de la comercialización. En esta parte, se necesita que las reglas de operación o los lineamientos de los programas gubernamentales salgan de forma oportuna y clara.

Por último, Nio Sainz, señaló que la planeación de las políticas públicas agrícolas, pueden considerar una planeación integral y encontrar nuevas y mejores formas de ponerse de acuerdo con los sectores educación, seguridad social, salud, turismo y promover la cohesión con otras actividades primarias como la ganadería y la pesca. Así como, aplicar un enfoque de gobernanza en la toma de decisiones de carácter público, para involucrar a las partes interesadas en el diseño e implementación de las políticas públicas y poner atención en oportunidades como la digitalización, para crear nuevas formas de asociatividad y redes de cooperación que solucionen distintos tipos de problemas comerciales y sociales, a la par de atraer a las y los jóvenes a la agricultura, quienes, actualmente representan menos del 10 por ciento de las unidades de producción.

Resultados de la Encuesta de Costos de Producción 2020-2021 AARC

Por su parte, Miguel Delgado, expuso que la Encuesta de Costos de Producción AARC 2020-2021 (ECP), sirve para comparar los costos año con año del cultivo de maíz, identificar los principales cambios y ver qué parte de estas cuentas con las que impactan más en las utilidades y la rentabilidad.

Las encuestas, en esta edición, fueron aplicadas a 45 productores y productoras de todos los tamaños, de los valles de Culiacán y Navolato de maíz blanco y amarillo, entre los meses de junio y agosto, considerando un precio de 6,000 pesos por tonelada promedio.

Este año, mejoraron los rendimientos, al reportar un promedio de 12.74 toneladas por hectárea; esto quiere decir, un 10% más que lo señalado en la ECP del año pasado (de 11.54 ton/ha). En cuanto a los costos de producción se reportó que sin considerar la renta, se aproximan a 31,796 pesos por hectárea, un 25% más que el ciclo otoño-invierno 2019-2020.

Sobre el costo de la renta, este subió 7%, de 12,421 pesos en promedio del año pasado versus 13,238 pesos en 2020-2021. Entonces, considerando el costo de producción de maíz por hectárea con renta, este se aproxima a 45,034 (10% más del ciclo 19-20 al 20-21). Traduciendo esto a costos por tonelada, existe una tendencia en que viene en aumento, argumentó Delgado, lo que impacta en las ganancias obtenidas por los incrementos de rendimientos.

Los principales cambios identificados en los costos, son las coberturas, debido a que el año pasado no se compraron en general, coberturas, gracias al precio de garantía de 4,150 que el gobierno federal ofreció. Caso diferente en el 2021, que el apoyo se dio a una parte de la prima de las coberturas, mientras que los precios de estas, fueron caros por la alta volatilidad en los precios internacionales.

A la par, aumentaron los costos de la semilla de 6,295 pesos promedio por hectárea en el 19-20 a 6,919 pesos este año. El amoniaco de 9,588 pesos a 10,541 por hectárea y el flete de 1,476 a 1684 (del 19-20 contra el 20-21). Opuestamente, las tasas por crédito de avío fueron menores, de 2,622 a 2,309 pesos por hectárea, así como los insecticidas y herbicidas, no tanto por el precio de estos, sino porque hubo menos plagas y malezas este año, comunicó Delgado.

Los resultados de la encuesta indican que los insumos agrícolas representan el 42 por ciento de los costos de producción, mientras que labores (19%), financiamiento (7%), mantenimiento (1%) y otros gastos (31%). Ahora bien, las semillas (23%), labores (20%), fertilizantes (20%), avío (8%) y coberturas (7%), suman el 78% de las erogaciones. Delgado reflexionó, que si se quiere impactar en el ahorro de los costos de producción, de debe trabajar en la reducción de alguno de los rubros anteriores.

En la encuesta, también se analizaron las relaciones entre número de labores y gasto de fertilizante con los rendimientos y se concluyo que no hay un evidente impacto de incrementarlos por encima de los mínimos recomendados, pero que si puede provocar un gasto innecesario de recursos, lo que merma en la rentabilidad de los productores y puede impactar negativamente en la sustentabilidad de la actividad.

Finalmente, en el Dpto. de Estudios y Análisis Económico agradecemos a las y los agremiados y socios de la AARC, por su participación en nuestras conferencias y a quienes amablemente respondieron las encuestas.

Para ver estas conferencias y más información relevante para el sector agrícola síguenos en nuestra página de Facebook: https://www.facebook.com/aarc.culiacan

Redacción: Nio Sainz, Analista Económico de la AARC.

 

 

 

Samantha Campos