Más unidades administrativas en nuevo reglamento de SADER, pero menos margen  de operación por reducciones cíclicas al presupuesto del campo

 Más unidades administrativas en nuevo reglamento de SADER, pero menos margen  de operación por reducciones cíclicas al presupuesto del campo

El pasado 3 de mayo, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), publicó su nuevo ¨Reglamento Interior¨, que no había sido actualizado desde hace casi una década, en el que redujeron las subsecretarías de Agricultura, Desarrollo Rural y Alimentación y Competitividad, dejando solo una, la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria, con la función de validar y proponer al titular de la SADER, la integración de las Reglas de Operación y lineamientos de los programas a su cargo y verificar su difusión.

De esta forma, los puestos como el del Subsecretario de Agricultura o el de Subsecretario de Desarrollo Rural, pasaron a ser coordinaciones generales; es decir, ahora se llaman Coordinación General de Agricultura y Coordinación General de Desarrollo Rural; se puede observar también, que la Subsecretaría de Alimentación y Competitividad de SAGARPA, la sustituyó SADER por la Coordinación General de Inteligencia de Mercados Agroalimentarios. Por lo anterior, las coordinaciones de SAGARPA eran cinco y las de SADER ahora son 8 (60 por ciento más).

De lo anterior, se puede destacar la creación de una Coordinación General de Inteligencia de Mercados Agroalimentarios, que tiene el objetivo de impulsar las políticas públicas en materia de comercialización de productos agroalimentarios para procurar el ordenamiento de los mercados y dar certidumbre a los productores en las actividades comerciales.

Esto viene a colación porque con el decreto, la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (ASERCA), dejó formalmente de existir como órgano administrativo desconcentrado, recordando que desde el 2019, la agencia ya no contaba con presupuesto de subsidios a programas. Por lo que era una desaparición anunciada desde que la SADER presentó hace dos años, a consulta pública en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER), el proyecto de este mismo Reglamento Interno que finalmente se publicó.

Cabe aclarar que en el caso de Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX), no forma parte de este Reglamento, debido a que este es un órgano descentralizado, con patrimonio y facultades jurídicas propias. SEGALMEX se encuentra sectorizado en SADER y cuenta con el 33 por ciento de sus recursos aprobados a ésta última, con los cuales, SEGALMEX, este año apoya a programas como Precios de Garantía, DICONSA, LICONSA y Apoyo a la adquisición de Leche.

En el tema de las direcciones, SAGARPA contaba con 17 y SADER tiene 22 con el nuevo Reglamento (29 por ciento más). En esta tarea, desaparecen las direcciones de Productividad y Desarrollo Tecnológico, Fibras Naturales y Biocombustibles, Operación y Explotación de Padrones, Producción Rural Sustentable en Zonas Prioritarias, Desarrollo Territorial y Organización Rural, Logística y Alimentación, Zonas Tropicales.

En su lugar surgen algunas direcciones nuevas como son: Apoyos productivos Directos, Organización para la Productividad, Autosuficiencia Alimentaria, Valor Agregado y Mercados, Gestión de Riesgos, Integración Económica, Fortalecimiento a la Agricultura Familiar, Comercialización, Operación, Repoblamiento Ganadero, Sustentabilidad de Tierras de Uso Ganadero.

Se observa que, si bien, la nueva estructura de SADER ha crecido en cuanto a unidades administrativas (directivos de altos sueldos), la misma, contrasta con una diferencia de presupuesto si comparamos el aprobado para el 2021 contra el de 2012 (año en que se publicó el anterior Reglamento), de 32 por ciento nominales (sin considerar la inflación, que sería mucho menor), lo que implica más limitantes en la implementación y operación de sus programas e incentivos, es decir más directivos pero menos presupuesto para apoyar a los productores.

Redacción: Nio Sainz, Analista Económico de la AARC.

Fuente:

https://www.dof.gob.mx/

 

 

Samantha Campos