Acciones básicas e innovaciones al alcance para optimizar riegos: Verano AARC 2021

 Acciones básicas e innovaciones al alcance para optimizar riegos: Verano AARC 2021

En estos tiempos donde la escasez de agua genera incertidumbre sobre su disponibilidad para el próximo ciclo agrícola; resulta muy importante, cultivar el conocimiento que nos ayude a optimizar el manejo de los riegos.

Es por ello, que el 18 de agosto pasado, en el marco del Verano AARC 2021, en mancuerna con el CIMMYT e INIFAP, el Dr. Ernesto Sifuentes Ibarra, responsable del Programa de Investigación en Ingeniería de Riego del INIFAP, ofreció la conferencia virtual ¨Buenas prácticas para optimizar riegos en Maíz¨. Donde se presentaron algunas recomendaciones básicas e innovaciones, con la visión de transitar hacia el uso de tecnología de vanguardia en los sistemas de riego en la región.

Para introducir el tema, Sifuentes describió que el comportamiento histórico del almacenamiento de las presas del norte de Sinaloa (Río Fuerte), de los últimos 15 años. Observando que la baja disponibilidad hídrica es un fenómeno que se ha ido repitiendo, por ejemplo, en el 2011, después de la helada, la sequía se mantuvo por tres ciclos agrícolas, registrando almacenamientos cercanos al 40 por ciento, recuperándose hasta el ciclo 2014-2015.

Entendiendo que la sequía es una preocupación constante y latente en la actualidad. Y que las variaciones climáticas han ido cambiando los máximos y mínimos de temperaturas, y se han ido alterando los desarrollos de los cultivos y la demanda de agua en las plantas. Se debe tratar de disminuir la incertidumbre en los riegos, y, esto solo será posible si se hace una mejor planeación, acompañamiento técnico y entrega, que aumenten la eficiencia del uso del agua, argumentó Sifuentes.

Actualmente, los sistemas de riego son ineficientes, dijo Sifuentes, la mayoría son por gravedad y estos funcionan con alrededor del 40 y 45 por ciento de eficiencia. Gran parte del agua se pierde por escurrimiento y si a eso le sumamos que tenemos poco almacenamiento en las presas, ¨la poca agua que hay se va terminar más rápido¨ sentenció Sifuentes.

Para intervenir en el manejo eficiente, estas son algunas recomendaciones básicas del experto

  • Planear de acuerdo a los escenarios de disponibilidad hídrica, vinculados a factores como la etapa fenológica en al que se encuentra el cultivo, para hacer los menores riegos posibles, cuando exista escasez, sin dañar la productividad.
  • Es importante evitar la quema de socas o rastrojos. Práctica que está prohibida por la ley, y por otro lado, con su adecuada incorporación a los suelos, colaboran en la conservación de la humedad y a retener agua en los terrenos.
  • La tercera acción es: la nivelación o empareje del terreno. Esto antes de establecer el cultivo, debido a que los desniveles de los terrenos propician un mayor consumo de agua, por lo que el expositor reflexionó que debería ser requisito para obtener los permisos de riego.
  • Realizar trazos de riego en pendientes ligeras con textura media o pesada. Y usar longitudes de surcos de hasta 250 metros, para maíz. Muchas veces, los productores no quieren dividir la parcela y hay tiradas de hasta 500 o 1000 metros que provocan que la eficiencia se baje demasiado y los procesos de riego tarden mucho, a la par que los excesos de humedad en ciertas zonas, pueden provocar enfermedades en los cultivos, lamentó Sifuentes.
  • En la pre-siembra, se puede aprovechar el agua de lluvia con base en registros pluviométricos y monitoreo de la humedad residual en la zona de raíces (con sensores de humedad). Aunque actualmente las imágenes satelitales estiman la humedad del suelo, esta debe verificarse con el uso de sensores.
  • Establecer cultivos en periodos de siembra recomendados desde el punto de vista hídrico, porque el demorarse mucho, puede generar la necesidad de un riego extra. Para demandar 3 o 4 riegos en maíz (una cantidad razonable), las fechas serían del 15 de octubre al 30 de noviembre en el norte de Sinaloa y del 15 de noviembre al 31 de diciembre para el centro del estado.
  • Una vez establecido el cultivo, lo mejor es regar de acuerdo a la etapa de desarrollo.
  • Mantener canales y tomas en condiciones adecuadas.
  • Evitar malezas, en lo posible dar cultivos ligeros para cerrar grietas.
  • No abandonar los riegos, ni hacerlos en áreas mayores a la capacidad de los regadores.
  • Construir reservorios de agua en lo posible.
  • Hacer un manejo integral de la fertilización (menos deslaves, desperdicio)
  • Promover el uso de técnicas de conservación de humedad.
  • Fomentar la profesionalización y certificación de regadores.
  • Utilizar herramientas de automatización de procesos: información satelital, sensores remotos, gestión de riego con apps móviles, estudios de sequía apoyados con drones.

En el caso del INIFAP, están trabajando con campos experimentales y ofrecen capacitación para utilizar la plataforma IRRIMODEL.

Sifuentes concluyó que debemos hacer foco al corto plazo en los problemas del cambio climático y la escasez de agua con los que estamos conviviendo recurrentemente. Desde ya, se puede trabajar desde los distritos de riego, administradores, gobierno, investigadores y productores para implementar alguna de las herramientas expuestas.

Habría que implementar un programa integral para fomentar la eficiencia en los riegos y la manera más inmediata y factible es mediante programas de capacitación, existen las instituciones que manejan la información y la tecnología, el paso más sencillo sería enlazar estas instituciones con los módulos de riego y los productores que estén dispuestos a cambiar y mejorar. No se necesita mucha inversión para optimizar el manejo de los riegos, principalmente se trata de ayudar a los administradores, operadores y usuarios a vincularse, organizarse y capacitarse, así como fomentar la transferencia tecnológica, finalizó Sifuentes.

Sigue cultivando conocimiento en el Verano AARC 2021, en línea y visualiza este curso completo y muchos más, de forma gratuita en la página de Facebook de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán, los días 25 y 27 de agosto , con temas de alto valor para los productores, aliados, asociados y público en general.

Síguenos:

https://www.facebook.com/aarc.culiacan/

Redacción: Nio Sainz, Analista Económico de la AARC.

 

 

 

 

Samantha Campos